¿Cómo te ayuda un psicólogo a superar tus problemas?

como te ayuda un psicologo

¿Cómo te ayuda un psicólogo? es una de las preguntas que suelen hacerse los pacientes antes de acudir a terapia.

Este tipo de preguntas se deben principalmente al aura misteriosa que rodea el ir a terapia psicológica creando así muchas dudas al respecto en los pacientes.

Por este motivo, con este artículo pretendemos ayudarte o guiarte para que resuelvas de una vez por todas las preguntas a la hora de saber si necesitas acudir a la ayuda psicológica de un profesional.

¿Cómo ayuda un Psicólogo al desarrollo de una persona?

Los psicólogos ayudan a una gran variedad de pacientes y pueden dar tratamiento a numerosos tipos de problemas relacionados con la mente y el comportamiento humano.

Algunas personas acuden a un psicólogo porque se han sentido deprimidas, enfadas o ansiosas durante un largo periodo de tiempo.

Otras, sin embargo, acuden al psicólogo porque necesitan ayuda con un trastorno crónico que interfiere en sus vidas o en su salud física.

Además, los psicólogos te podrán ayudar a:

  1. Enfrentar situaciones estresantes.
  2. Enfrentarse a adicciones.
  3. Eliminar los obstáculos que impiden alcanzar objetivos vitales.
  4. Muchas cosas más.

Para todo ello, los psicólogos utilizan  una gran variedad de tratamientos fundamentados en evidencias científicas (Terapia cognitivo – conductual) que ayudan a mejorar las vidas de los pacientes que acuden a terapia.

De todos modos, has de saber que en la psicología existen diferentes estilos de terapia y será decisión del psicólogo escoger aquella que resuelva con mayor efectividad el problema del paciente.

Por este motivo, también es posible acudir a un psicólogo de corriente humanista y que no resuelva nuestro problema mientras que un psicólogo cognitivo conductual si.

¿Por qué?

Por que son tipos de terapia distintas y su efectividad variara en función de cada problemática.

Es decir, puede que en el caso anterior un psicólogo humanista no fuera la mejor terapia a aplicar para el problema del paciente en cuestión y no por ello el profesional sanitario ha sido mejor o peor psicólogo, simplemente la terapia escogida por el paciente no ha sido la correcta desde un principio y de ahí que los resultados desde el principio no sean los correctos.

Es muy común hacerse preguntas cómo saber si necesito un psicólogo o cuando ha llegado el momento de acudir a un psicólogo, etc.

Saber cuándo ha llegado el momento de ir al psicólogo no es sencillo ya que no hay un único perfil de paciente en las consultas de psicología puesto que cada caso es distinto y único.

Por este motivo, aquí te dejamos una serie de pautas que aclararán un poco más tus dudas a la hora de decantarte o no por acudir a terapia o no.

Lo que si queremos dejar claro es acudir al psicólogo no es sinónimo de estar «loco» como comúnmente se suele pensar en la sociedad.

De hecho, lo raro es no acudir al psicólogo al menos una vez en la vida ya que TODAS LAS PERSONAS NECESITAN ACUDIR AL PSICÓLOGO UNA VEZ EN LA VIDA.

Por este motivo, a continuación te mostramos una serie de pautas para saber cuándo se necesita la ayuda de un psicólogo profesional.

  • Evitar sesgos éticos. Hay personas que se plantean ir al psicólogo porque han hecho algo que alguien le ha dicho que está mal. Sin embargo, lo correcto o no depende de la ética y no de la psicología, la cual es indiferente a la ética.
  • Informarse de que es un psicólogo. Los psicólogos tratan problemas cognitivos y emocionales. No obstante, si un dolor físico es provocado por una serie de secuelas psicológicas en ese caso si que será necesario a acudir a un profesional. Este caso es típico del estrés laboral, el miedo a volar, etc.
  • Hay que preguntarse si el problema lo tiene uno mismo. Hay que preguntarse es si el problema lo tiene principalmente uno mismo o no o si por el contrario, el problema tiene que ver claramente con el contexto y no con uno mismo. Este tipo de preguntas es muy importantes en caso de personas homosexuales o niños que sufren acoso o han sufrido acoso y se sienten el origen del problema por sus condiciones cuando no es así.
  • Pedir consejo a familiares y amigos. Se ha de preguntar la opinión de amigos y familiares a la hora de acudir a un psicólogo para tener diferentes puntos de vista. Ellos son los que más cerca están de ti y te podrán dar una visión más objetiva de la situación. No tengas miedo y plantéales la situación, ellos te ayudarán a decidirte.
  • ¿El problema es recurrente? Si el malestar es cosa de unas pocas horas o de muy pocos días y crees que se irá en breves, en la mayoría de las ocasiones no necesitarás la ayuda de un psicólogo. Sin embargo, si este problema se vuelve crónico en el tiempo es necesario que acudas a un profesional para que este problema no acabe derivando en sintomatologías físicas.

¿Cómo saber si mi psicólogo es bueno?

Otra pregunta típica a la hora de acudir a un profesional de la psicología es: ¿Cómo saber si mi psicólogo es bueno?.

Para ello, convendrá estudiar su perfil profesional previamente y, posteriormente, ver como evolucionan las sesiones con él.

Por lo tanto, es imposible conocer la profesionalidad de un psicólogo sin al menos acudir acudir previamente a probar una de sus sesiones.

No obstante, se suele confundir ser malo como psicólogo con no elegir la corriente psicológica correcta como te hemos explicado anteriormente.

Además, la relación entre psicólogo y paciente ha de ser empática, cercana y profesional de forma que se cree un vínculo muy estrecho entre ambas persas.

En ocasiones, por diversos motivos, no se logra conseguir ese vínculo y no por ello el profesional no estará capacitado para dar terapia.

Simplemente no se creó el vínculo necesario para llevar la terapia a buen cauce.

Por lo tanto, que un psicólogo sea bueno o malo es muy subjetivo y diferente en función del paciente y su problemática.

Si el paciente por ejemplo no está dispuesto a cambiar el profesional no podrá hacer nada al respecto para revertir su situación.

Quizás te interesa
Formulario de contacto
Déjanos tu teléfono

Y te llamaremos en el menor tiempo posible.