¿Qué es la fobia social? ¿Necesito ayuda realmente?

fobia social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La fobia social es un problema cada vez más común en la sociedad en la que vivimos debido a la gran cantidad de relaciones humanas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida.

No obstante, a muchas personas con esta fobia el relacionarse con otros se vuelve cuesta arriba debido a que esta fobia en su mayoría tiene su origen en una falta de confianza en uno mismo o en la creación de pensamientos totalmente ficticios y erróneos.

Por este motivo, en el artículo de hoy te mostraremos qué es la fobia social, cuales son sus síntomas y como es el tratamiento a a seguir para afrontar esta problemática.

¿Qué es la fobia social?

El trastorno de ansiedad social (TAS), también conocido como fobia social, es un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo persistente a una o más situaciones sociales por temor a que resulten embarazosas.

Este temor puede ser desencadenado por el escrutinio (percibido o real) de otras personas. Es decir, por que en nuestra mente percibimos que el resto de nuestro entorno nos está juzgando cuando en la mayoría de los casos no es así.

Como consecuencia de este escrutinio público (real o ficticio) el afectado desarrollará un temor a las relaciones sociales que influirá de manera negativa a la hora de que este cree relaciones sociales con otras personas.

Por suerte, la fobia social es cada día más visible y las personas con esta problemática cada vez encuentran mejores y mayores medios para combatirla.

Síntomas de la fobia social

En la mayoría de los casos, los síntomas de la fobia social suelen ser por lo general físicos y estos pueden ser:

  • Ruborización o enrojecimiento como respuesta emocional ante ciertas emociones productoras de ansiedad como la vergüenza, la ansiedad o el nerviosismo.
  • Sudoración excesiva de todas las partes del cuerpo como reacción hormonal del cuerpo a una situación que genera estrés y alerta en el propio cuerpo.
  • Temblores como consecuencia de la falsa perspectiva de que la gente que te está escuchando está opinando negativamente sobre ti.
  • Palpitaciones y nerviosismo excesivo a la hora de tomar la voz en la conversación o de intervenir en una conversación de una o varias personas.
  • Náuseas y posibles mareos debido al nerviosismo experimentado por la propia fobia social.

Por otro lado, pueden presentarse respuestas conductuales a las situaciones temidas, como es el caso del habla acelerada, y otras estrategias de afrontamiento. También, y como caso extremo, puede que la fobia social llegue al punto de provocar ataques de pánico en el afectado.

Por motivos como los anteriormente expuesto, la gente que sufre esta fobia puede llegar a optar por alternativas de afrontamiento como el alcohol y otras drogas con el fin de reducir sus temores e inhibiciones en eventos sociales.

Por lo tanto, si sientes que cualquier acto publico te acarrea cualquiera de los síntomas de la fobia social nombrados anteriormente es posible que necesites ayuda profesional.

Cómo superar la fobia social

A la hora de superar la fobia social o como comúnmente se conoce “curar la fobia social” no existe un remedio infalible y único ya que esta fobia puede tener su origen en otros aspectos psicológicos.

No obstante, te dejamos una serie de puntos que serán importantes si quieres afrontar o superar tu fobia social. De todos modos, como te hemos aconsejado anteriormente lo mejor será acudir a un especialista en terapias cognitivo conductual el cual te guíe en este proceso.

  • Tratamiento profesional : es importante llevar a cabo un tratamiento psicológico profesional cuando la situación se nos vaya de las manos mediante (generalmente) Terapia Cognitivo Conductual para averiguar y afrontar el problema.
  • Salir de uno mismo: no preocuparse ni centrarse tanto en lo que te atemoriza ni en lo que el resto de la gente pueda pensar de ti.
  • Autoaceptarse: Trabajar la autoestima, la confianza y la autoaceptación mediante un proceso de desarrollo personal. A menudo, la gente afectada por este tipo de fobia es originada por una falta total de autoestima y autoaceptación. Por lo que a veces, trabajando la autoestima del paciente la fobia acaba por desaparecer.
  • Dejar de huir de la situaciones que provocan el miedo: Enfrentar a la situación en vez de intentar evidarle mediante otras prácticas nocivas como el alcohol o las drogas. A veces, la mejor manera de superar una fobia es exponerse a ella de forma recurrente y paulatina.

Tratamiento de la fobia social

El tratamiento de una terapia cognitivo-conductual para la fobia social sería el siguiente:

  1. Valoración diagnóstica precisa por parte del profesional.
  2. Conocimiento de los factores implicados en el origen y desarrollo del problema o la fobia.
  3. Conocimiento suficiente del paciente y sus circunstancias con el fin de evitar posibles problemas adyacentes.
  4. La formulación de un esquema explicativo que identifique las variables más relevantes del caso, las relaciones críticas entre ellas, y el proceso que han ido siguiendo a lo largo del tiempo.
  5. El establecimiento de una relación adecuada entre el paciente y el especialista mediante el reconocimiento mutuo, la comunicación eficaz, la confidencialidad y el seguimiento de prescripciones etc.
  6. Establecimiento de unos objetivos ordenados y secuenciados.

En Un Psicólogo en Madrid creemos que la mejor vía para tratar esta problemática de fobia social de forma efectiva es mediante la terapia cognitivo – conductual y de ahí que te hayamos explicado el tratamiento a seguir por un profesional especializado en esta rama de la psicología.

No obstante, e ningún caso es la única solución posible ya que en la psicología no siempre existe un único camino.

Subscribete a nuestra newsletter

Si deseas conocer las últimas novedades en psicología no dudes en suscribirte.

Comparte este post con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin