¿Tienes miedo a volar? Te enseñamos 5 trucos para afrontar tu vuelo

miedo a volar

El miedo a volar es uno de los miedos más frecuentes en las consultas psicológicas.

De hecho, uno de sus principales orígenes de este miedo proviene de la falta de control que experimenta una persona durante el vuelo.

Este problema es uno de los mas comunes en esta sociedad (Uno de cada tres pasajeros tiene miedo a volar) que se ha acostumbrado a volar de forma natural por nuestro ritmo de vida y puede llegar a ser un gran problema y, incluso, en algunos casos provocar problemas laborales.

De hecho, muchas compañía aéreas son conscientes de esta problemática y han creado cursos específicos para concienciar a las personas de la seguridad que existe en los vuelos con el fin de eliminar el miedo a coger un avión.

De todos modos, si te ves incapaz de coger un avión debido a tu miedo a volar no te pierdas este artículo para informarte sobre toda esta problemática y en caso de necesitar ayuda profesional no dudes en preguntarnos.

¿Qué es el la aerofobia o miedo a volar?

La aerofobia o miedo a volar es el temor o fobia a volar en aviones.

Normalmente, esta fobia viene dada por el propio miedo al vuelo.

Sin embargo, a veces, es el cúmulo de otras fobias como la claustrofobia o acrofobia la que provoca de forma indirecta la aerofobia.

¿Por qué tengo miedo a volar?

El primer paso para saber por qué tenemos miedo a volar es conocer las posibles raíces de este problema que pueden llegar a ser tan diversas como:

  • Falta de control de la situación. El hecho de no poder controlar lo que ocurre alrededor produce que la gente sea más desconfiada a la hora de volar.
  • Miedo a las alturas o a la caída.
  • Sensación de falta de conexión a la tierra.
  • Miedo a los espacios cerrados.
  • Terror a quedar atrapado o a sufrir algún tipo de ataque durante el vuelo.
  • No saber siquiera cómo funciona un avión.

Síntomas del miedo a volar

El miedo a volar tiene una serie de síntomas muy claros y marcados como:

  • Sensaciones físicas desagradables: Sudor, taquicardia, ahogo, temblores, etc.
  • Pensamientos negativos.
  • Conductas de huida o evitación: Tomar tranquilizantes para subir al avión, volar solo si hace buen tiempo, volar solo en determinados tipos de aviones, evitar viajar en avión, etc.

Las consecuencias del miedo a volar pueden ser muy importantes, sobre todo si el hecho de no hacerlo con normalidad implica no ir a según qué lugares de vacaciones o no acceder a según qué puestos de trabajo.

Por lo tanto, si tras leer los síntomas del miedo a volar te sientes identificados con ellos y se producen en ti de forma reiterativa a la hora de coger un vuelo es posible que necesites la ayuda de un psicólogo en Madrid.

Cómo superar el miedo a volar [GUÍA]

A la hora de superar el miedo a volar lo mejor será informarse sobre el funcionamiento de un avión.

De hecho, el conocimiento sobre como funciona el vuelo de un avión se convierte así en una forma de control emocional.

Esto llevará, por ejemplo, a conocer por qué tras el despegue tenemos esa extraña sensación de que el avión se está hundiendo, etc.

No obstante te dejamos una serie de trucos y consejos para perder este miedo a volar en avión o, al menos, aliviarlo.

  1. Cambia el foco de atención: Es normal que tanto antes, como después de volar empieces a notar el estrés y la ansiedad puesto que tu cerebro ya sabe todo. Por este motivo, intenta focalizarte en cada tarea que realices. El deporte será una gran alternativa para los días previos.
  2. Recupera los recuerdos positivos: Pensar en algo agradable también te ayudará a sustituir los malos pensamientos.
  3. Repetición y exposición: Exponte continuamente a volar para perder el miedo.
  4. Intenta relajarte: Evita situaciones de estrés como llegar ir con prisa al aeropuerto e intenta ir con ropa cómoda para ello.
  5. Lee o ve películas: Intenta distraerte en la medida de lo posible para abstraerte durante el vuelo.

Razones para perder el miedo a volar

Como has visto anteriormente, una forma de perder el miedo a coger un avión es conocer la cantidad de medidas de seguridad que tienen estos aparatos.

Por este motivo, aquí te dejamos algunas razones de peso para que te sientas más seguro a la hora de coger un avión:

  • Un avión nunca cae en picado ya que siempre planea puesto que es una ley física.
  • Una avión está diseñado para sobreponerse a las más fuertes turbulencias.
  • Las aeronaves disponen de radares meteorológicos que detectan todo tipo de inclemencias meteorológicas para evitarlas lo máximo posible.
  • Lowcost no es sinónimo de menos seguridad ya que todas tiene que pasar unos controles mínimos de control y calidad.
  • Un equipo de profesionales garantiza siempre los vuelos ya que los aviones se revisan constantemente junto con su personal humano.
  • En caso de existir cualquier tipo de fallo este se investiga, analiza y se mejora el diseño a nivel mundial para evitarlo en el futuro
Quizás te interesa
Formulario de contacto
Déjanos tu teléfono

Y te llamaremos en el menor tiempo posible.